Las 8 reglas de la Escritura según Neil Gaiman

No puedo negar que Neil Gaiman me gusta…

Es capaz de escribir libros, novelas gráficas, guiones y ganar premios varios, uno tras de otro.

Así que a la que me enteré que tenia 8 reglas propias para escribir libros, tuve que leerlas. Y francamente, tiene mucha razón (aunque parecen sencillas, tienen mucho escondido)

Vamos a ello:

8 reglas de la Escritura según Neil Gaiman
8 reglas de la Escritura según Neil Gaiman

Regla Uno

Escribe.

Si, es lógico. Parece que demasiado. Pero escribir es más difícil al principio. Cuando coges el hábito de manera regular, todo se vuelve más fácil.

Regla Dos

Coloca una palabra detrás de la otra. Encuentra la palabra correcta. Escríbela

Y esto, es en realidad lo difícil de escribir. A veces, la palabra correcta aparece unos días después y también sirve. Yo no estoy particularmente de acuerdo con esta regla, al menos de la manera que está escrita. Puede dar a entender que no debes progresar hasta encontrar la palabra correcta… Pero la verdad es que reescribiendo aparece más a menudo que quedándose estancado.

Un truco útil cuando una palabra no te [convence] es escribirla entre [corchetes]. Luego sabes que palabra cambiar.

Regla Tres

Acaba lo que empezaste a escribir. Tengas que hacer lo que tengas que hacer, acábalo.

¿Cuantas obras, pensamientos e ideas se han perdido por perfeccionamiento extremo? Mucha gente no termina algo por que de repente, sienten que no es necesario porque no es suficientemente bueno. Y esto es un error. Hay mucha diferencia entre ser escritor y ser «comenzador de historias».

Regla Cuatro

Aparta lo escrito. Léelo como si nunca lo hubieras leído antes. Enséñaselo a amigos cuya opinión respetes y que les guste el tipo de material que escribes.

Vamos por partes.

Apartar lo escrito implica desconectar. Las cosas cogen otra luz al cabo de un tiempo.

Leerlo como si nunca lo hubieras escrito. Esto es esencial: los lectores también lo leerán por primera vez. Y eso  te permitirá una re-escritura un poco más objetiva

Enséñaselo a amigos cuya opinión respetes y que les guste el tipo de material que escribes. Y eso es para librarte de los falsos elogios de los que te quieren.

Coger a gente que controle de la materia es lo mejor. Darle a leer una novela de ciencia ficción a un amigo que no suele leerla, le impedirá saber cual es el estándar mínimo de comparación.

Regla Cinco

Recuerda: cuando la gente te diga que algo está mal o no funciona para ellos, seguramente tendrán razón. Cuando te digan exactamente lo que creen que está mal, y te digan como arreglarlo, seguramente estarán equivocados.

Y la verdad es que tiene razón. La mayoría de la gente sincera notará algo mal. Pero no tendrán el valor de creer que conocen tu material mejor que tú. Esas son las opiniones que nos importan. El trabajo de arreglar lo que está mal, es tuyo.

Regla Seis

Arréglalo. Recuerda que tarde o temprano, antes que llegues a la perfección, vas a tener que abandonarlo y continuar con otra cosa. La perfección es perseguir el horizonte.

Esto vuelve a ser la regla uno y tres

Regla Siete

Ríete de tus propias bromas.

Si no eres capaz de reírte de tus propias bromas o de que te hagan llorar tus dramas, es que no escribes para ti, y faltará alma.

Regla Ocho

La regla principal de la escritura: Debes tener confianza y permitirte hacer lo que quieras (esto se aplica también a la vida, pero definitivamente a la escritura). Así que escribe tu historia como necesita ser escrita. Escríbela honestamente, a cuéntala lo mejor que sepas. No estoy seguro que haya más reglas, o al menos que importen.

Está muy claro: el resumen de todas estas reglas de Neil Gaiman es:

Hazlo lo mejor que puedas. Escribe. No te rindas. Vale la pena.

¿Tenéis alguna otra regla que merezca la pena?

También te puede interesar:

Deja un comentario

× WHATSAPP