Blog

La próxima vez que alguien te diga “deja ya la cámara”, enséñales este estudio.
Hay veces, sobre todo cuando se aprende a fotografiar, que preferimos ver al niño soplando las velas que perdernos la experiencia por estar ajustando la apertura. Sobre todo, así lo perciben los demás: “Deja la cámara, que te perderás lo del niño”
Y que decir de cuando vamos a andar en grupo por el campo y la gente se desespera porque te detienes cada 6 metros.
Ahora, hay un estudio científico en el Journal of Personality and Social Psychology  que afirma que el disfrute de experiencias en realidad queda  reforzado cuando tomamos fotos. No puedo estar más de acuerdo. (porque me conviene 😉
Hacer fotos felicidad
Hacer fotos aumenta la felicidad
Puedes leer todo el informe del estudio aquí en la web, pero en realidad tienes lo interesante en el sumario, donde se da un buen resumen:
“A lo largo de 6 experimentos de laboratorio, podemos determinar que la toma de fotos realza el disfrute de las experiencias positivas a través de una variedad de contextos y metodologías.”
El experimento consistió en poner una colección de temas en un tour por autobús. Algunos sujetos fueron animados a tomar fotos mientras que otros no se les permitió tomar fotos.
El estudio en realidad pasa a través de una variedad de diferentes escenarios y lo convierte en una lectura bastante interesante si no te importa la naturaleza científica de la misma.
Hacer fotos aumenta la percepcion de la experiencia positiva
Hacer fotos aumenta la percepcion de la experiencia positiva

Así, mientras que hay evidencia científica de que la fotografía no está arruinando tu vida (al menos no de esta forma), es importante recordar que tampoco tenemos que agobiar a los demás (en demasía).

7 Consejos para mejorar tu Mirada Fotográfica